Crónica de una barriga en cuarto creciente

Hasta los 5 meses de gestación estuve más plana que una tabla de surf. Ya empezábamos a mirar cunas y cochecitos y la gente de las tiendas preguntaban: “ahhh, ¿pero estás embarazada?”.  Mi barriguita estaba a medio camino entre una indigestión y gordura abdominal. Pero entonces empezó a crecer sin parar, evidencia de ello ha sido la compra de ropa de premamá desde esa fecha en adelante.

Tenemos pocas fotos de la “barriga en proceso”, pero así vamos.

.

.

La foto de arriba es de los 6 meses y 3 semanas, con los primeros zapatitos que compramos para ella, al saber que sería niña. Y exactamente un mes después de esa foto, llegó Oliver con ganas de sacarle muchas fotos a Diana Gabriela y también de gastarme mis pobrecitos marcadores XD

.

.

 Ya estamos en la semana 32. De aquí en adelante, nos quedan unas 8 semanas más para recibir a nuestro pequeño y esperado regalo.

5 Comments
taintedsong.com taintedsong.com taintedsong.com

6 vueltas alrededor del Sol

Mayo es un mes importante para nosotros. Nos casamos a principios del mismo y dejamos atrás nuestro país y familias a finales del mismo mes y año. El viernes pasado se cumplieron 6 años de esa boda apresurada a la cual no pudieron asistir mis padres por un imprevisto médico y dentro de 2 semanas, se cumplen igual cantidad de años del día en el que nos subimos al avión Caracas-Madrid.

.

.

Hoy tuve la curiosidad de mirar cuál “nombre” le corresponde al 6to. aniversario de bodas y la gente no se pone de acuerdo. En unas listas aparece como “Bodas de Hierro”, en otras listas directamente lo saltan. Como sea, la semana pasada lo celebramos saliendo a cenar por Madrid, que entre una cosa y otra, desde que nos mudamos a Colmenar, estamos saliendo poco por las noches. También hay que decir que a las 10:00 pm ya suelo estar K.O. estos días. Y por supuesto, no faltaron los pequeños detalles que solemos tener el uno con el otro en cualquier momento del año, pero que no dejan de estar presentes en las fechas especiales.

.

.

Como estamos en plan de ahorro por la próxima llegada de la nena, esta vez acordamos no ser muy espléndidos con los regalos. Oliver quería unos accesorios para la Xbox One y como no tenía ni idea de qué regalarme este año, apeló por mi superpoder secreto y ordenó una Caja Sorpresa de la tienda Soufflé, que sabe que me enloquecen todos los perolitos inútiles que venden allí y que me caen como anillo al dedo para la libreta que quiero empezar a escribir para Diana (si, ese es el nombre elegido para la niña).

Más cosas kawaii para mi “Baúl de las Cosas Ultracuqui”.

4 Comments
taintedsong.com taintedsong.com taintedsong.com

El difícil arte de poner nombres

El nombre de nuestro bebé parece un asunto de seguridad nacional. A este paso, va a ser filtrado por Wikileaks. Pero no es fácil poner nombre a un bebé. Hay que pensar que va a ser su carta de presentación de por vida. Quieres que sea bonito, que tenga carácter, que suene bien tanto de niño como de adulto.

Y aunque parezca increíble, ya teníamos elegido el nombre en caso de que fuese niño. No nos costó tanto encontrar un nombre que nos gustara a los dos, que no estuviese repetido en ambas familias y que además, fuese un nombre adecuado en español. El detalle vino cuando nos dijeron: “parece que es niña” y su posterior confirmación: “es niña, ahí no se ve algo que cuelgue”.

Entonces empezó realmente el “problema”. Como venezolanos, la gente espera que le pongas un nombre exótico. Familiares, conocidos y amigos decidieron lanzarse al agua con una práctica tan antigua como la de preguntarle a los recién casados para cuándo el primer hijo, en este caso, proponer nombres… y claro, hay que ser muy polite para no decirles: “¿pero ustedes están locos?, ¿por qué proponen esos nombres estrambóticos, estrafalarios, cuasi tierrúos?”. Claro, es lo que tiene acostumbrarse a que las personas en mi país reciban nombres como Superman (según el CNE, Superman vota en Venezuela), Yedoska (por el Y2K), Wilyendris o la famosa Efrofriendlys Jhesvergreen Mc’Namara, 3 nombres para una sola niña que evidencian la imaginación del venezolano para poner nombres impronunciables.

La pregunta es: ¿Oliver y yo tenemos pinta de querer hacer un nombre compuesto a base de nuestros nombres?. No. ¿Estamos dispuestos a llamar a nuestra hija algo como Arianniver u Oliverianne?. Menos. ¿Nos interesa ponerle un nombre “de comiquitas”?. Próxima pregunta, por favor…

.

.

Haciendo caso omiso a las contribuciones no solicitadas, nos sentamos a hacer una lista con nombres que nos gustaran a ambos, pero no fue fácil, porque al final pasa que cada nombre te recuerda a algo, a alguien, la hija de un primo/amigo/loquesea se llama así, y si te cae mal, pues peor. De plano tachas ese nombre. La cosa iba de lo gracioso a lo más dramático:

-Y si la llamamos Carmen.
-Que no!. Mi mamá y tu abuela ya se llaman así. No quiero nombres repetidos. Ñoco.
-Mmmm. Guiliana?.
-Pffft. Ni hablar. Tuve una niñera llamada así y además de bizca, era medio loca.
-Bueno… Estefanía?.
-¿Tas loco?. Suena a bailarina de los batitubos. (<— por suavizar lo que realmente dije).
-Adriana?.
-No. Mi prima, la que se murió, se llamaba así.
-¿Y qué nombres te gustan a ti, pueeeees?.
-Aurora. Me gusta Aurora.
-Nooo, chica. Tienes una amiga que se llama así y además, suena a nombre de vieja.

Y así seguimos por días. Al final, sentados en un Burger King un domingo, con Google Drive abierto desde uno de los móviles, hicimos una lista reducida como de 6 nombres, y después de eso, elegimos 3 nombres cada uno. Y de esos tres, sólo coincidimos en uno. Todavía así, pasaron al menos 2 semanas más hasta que decidimos cómo llamar a la nena. Y todavía no les voy a contar cuál es. Aunque si adelanto que, a pesar de que en España suelen usar un único nombre, nosotros decidimos apegarnos a nuestra telenovelesca tradición de usar 2 nombres.

10 Comments
taintedsong.com taintedsong.com taintedsong.com

Recuento de lecturas – Trimestre I 2014

Ajá!. Voy mejorando. Porque los dos años anteriores no colgué el recuento de lecturas hasta mitad de año. Esta vez, al menos, me animo a subirlo recién terminado el primer trimestre del año en curso. Eso si, una lista insignificante porque me está costando horrores leer y engancharme a lo que voy leyendo, con algunas excepciones. Tampoco me llama la atención hacer reseñas de lo que voy leyendo, entre terminar un libro, animarme a escribir mi opinión sobre el mismo y después obtener un nulo interés entre los veintiúnicos lectores del blog (que es culpa mía, por no actualizar más y mejor o buscar cómo darle más visibilidad al mismo). En fin… que tampoco me gustaría tener un blog en el cual todas las reseñas fuesen fabulosas, donde ningún libro es malo y hay un tufillo a que las editoriales te regalan los libros a cambio de que pongas la novela por las nubes así sean un pedazo de popó.

Ahí va la leyenda para la puntuación de libros (que mucho tiempo después sigue siendo la que adopté desde que visitaba Pro Shoujo Spain) y el resumen de lo leído de enero a marzo:

Leyenda:
-Tesoro literario. Inolvidable: ******
-Supera la media. Recomendado: *****
-Buena y entretenida lectura: ****
-Pss, no está mal: ***
-Directamente malo: **
-Infumable, esto es para quemarlo *
-Leyendo
-Abandonado
-Pospuesto

.

ENERO:
Desnuda ante la muerte (Eve Dallas 1), de J.D. Robb (****).
El pantano de las mariposas, de Federico Axat (*****)

FEBRERO:
Carbono alterado, de Richard Morgan (******).

MARZO:
Vuelven, de Jason Mott (*****).
Divergente (Divergente 1), de Verónica Roth (****).

.

Enero empezó con la novela que me quedó pendiente en diciembre, la que debió convertirse en mi novela #52 de 2013 y así cerrar el año con el reto que me autopropuse. J.D. Robb es el seudónimo de Nora Roberts para escribir novela policiaca futurista. No está tan mal, pero seguramente podría mejorar. La serie “In death”, protagonizada por la detective Eve Dallas tiene muuuuchas novelas, así que me lo voy a tomar con calma antes de seguir adelante. Me gusta Roberts en el género romántico y me ha chocado mucho leer a varias lectoras quejándose porque Robb no es lo mismo que Roberts. ¿Serán idiotas?. Precisamente escribe con seudónimo para desligar un género del otro…

El pantano de las mariposas fue una pequeña gran sorpresa, una recomendación que encontré en el foro de Postcrossing y que es casi una aventura infanto-juvenil situada en la década de los 80′s, con un protagonista huérfano que nos va contando su vida hasta la adultez, incluyendo alguno que otro detalle sobre movida OVNI en la época. El detalle es que en la última página el libro cobra otra dimensión, una palabra lo cambia todo y te deja con la boca abierta. Y no queda otra cosa que quitarse el sombrero ante el autor por la manera en la que llevó la historia sin decir esto o aquello, y con una línea, una única línea en el último párrafo del libro, hace que muchísimas cosas encajen en su sitio con un sonoro click.

Febrero fue el mes de la mudanza y solo tuve ánimo para un libro, uno que particularmente me gustó mucho muchísimo, porque hacía tiempo que no me ponía a leer ciencia ficción pura y dura, y Carbono Alterado cayó en mis manos sin estar buscándolo precisamente, porque no conocía su existencia. En un futuro lejanísimo es posible ser “inmortal”. Para ahorrar el tiempo que se tardaría en enviar fuerzas del orden bien entrenadas desde la Tierra a las colonias espaciales, se ideó la transferencia de conciencias entre cuerpos. El asunto es que a partir de ese detalle, el resto de la Humanidad puede hacer lo mismo y prolongar su existencia por los siglos de los siglos, al menos aquellos que tienen suficiente dinero para pagarse el re-enfundado en un cuerpo nuevo después de la “muerte” o para tener almacenados n-cantidad de clones para re-enfundarse en su propio yo, siempre y cuando la “muerte” no involucre la pérdida de la pila en la que se almacena tu personalidad y memorias. Takeshi Kovaks es un ex-agente de esas fuerzas del orden, entrenado para cualquier contingencia, pero metido en algún detalle turbio, un completo anti-héroe, que despierta re-enfundado en la Tierra para investigar la reciente muerte de un Matusalén, uno de los “inmortales” terrestres, quien ya ha tomado posesión de su nuevo clon pero que no recuerda nada del asunto que desembocó en la muerte de su anterior funda. El tratamiento de la religión y el fanatismo en esta novela es sencillamente genial, entre otras muchas cosas que la hacen 100% recomendable a cualquier aficionado al sci-fi que no sepa qué leer en estos días.

En marzo traté de leer un poquito más, pero me decanté por libros más ligeros y/o cortos. Empecé con Vuelven (The Returned), la novela que dio origen a la serie de televisión Resurrection. Tengo que decir que la novela me dejó más incógnitas que respuestas. Cuando alguien se plantea que en algún momento los muertos podrían resucitar y aparecer aquí o allá, sin usar el recurso de los zombies, esperas que te explique el origen, el por qué esta gente volvió de la muerte años, décadas después. Pero no, creo que el autor prefirió guardarse esas respuestas y exponer su historia usando lo mejor que sabe hacer la raza humana: sacar lo peor de si en los momentos de conflicto, cuando ocurren cosas que escapan a nuestra comprensión. El principio de la historia es muy al estilo de Los 4400. Y continué con Divergente, la primera novela de la serie de libros del mismo nombre que me llamó la atención porque vi que estaba por estrenarse (o ya se estrenó) una película basada en el libro. Me parece que es más de lo mismo en cuanto a la emergente literatura juvenil con heroínas “fuertes”, pero al menos a mi me gustó ligeramente más que Los juegos del hambre, y creo que tiene que ver con el hecho de llegar hasta Divergente sin tanto hype por parte de conocidos, sin conocer lo mínimo de la historia e irme sorprendiendo a medida que iba leyendo. No va a cambiar el curso de la historia literaria, pero entretiene.  En esta serie, a los 16 años los jóvenes realizan una prueba para determinar a cuál facción pertenecerán de allí en adelante. Cada facción está dominada por un atributo o virtud: Verdad, Erudición, Cordialidad, Osadía y Abnegación. Lo lógico sería que los jóvenes permanecieran en la misma facción en la que fueron criados, pero no siempre es así. Beatrice, criada en Abnegación, está a punto de tomar la decisión pero la simulación sobre su virtud predominante no parece ser concluyente y llegado el momento, sorprende a todos eligiendo Osadía, el polo opuesto a la generosa facción de la cual proviene.

3 Comments
taintedsong.com taintedsong.com taintedsong.com

Germinando ando

Técnicamente no yo, si no las semillas que planté hace un mes. Ahora que tenemos un patio pequeño, hay espacio para sembrar algunas plantas que me hace ilusión tener en casa y usarlas frescas para la cocina. Así que el 10 de marzo (según mi libreta) preparé un grupo de germinadores con semillas de cilantro, perejil, albahaca, orégano y ají dulce (verde y rojo).

.

.

Además de la compra de semillas, de las cajitas germinadoras, la tierra y un par de utensilios, me tocó hacer cierta labor de investigación porque está claro que no todas las plantas son iguales, ni tienen los mismos requerimientos de agua, luz y temperatura. Mi libreta se ha convertido en una especie de “diario de jardinería doméstica”, en el cual tengo anotados los detalles más importantes sobre el crecimiento de cada una de las hierbas que planté, junto con mis propias anotaciones al margen para próximas temporadas, porque está claro que mucha de la información que encuentras en la red es producto el empirismo de quien también ha plantado en su casa y no tiene la rigurosidad de quien se dedica a la “agricultura” de forma profesional.

.

.

Poco más de 1 mes después, todo lo que he plantado ha germinado, excepto el orégano. No se que puede haber pasado, ni idea de si a estas alturas veré un brote en su cajita. Pero igual me pasaba con el ají dulce, la variedad más sensible que planté porque en Venezuela el ají crece con temperaturas de 30ºC o más y precisamente la primavera no ha ido muy estable, excepto durante la última semana donde ya hemos alcanzado 25 ºC o más. Pero hace una semana, el tímido ají decidió asomarse a este mundo y extender sus verdes hojitas.

Si, no lo voy a negar. De todo lo que planté, lo que más me hace ilusión es ver una planta sana y completamente formada de ají dulce en mi patio y poder usar el ají fresco de aquí al otoño. Ya en España se consigue ají dulce deshidratado, pero ni es lo mismo, ni sabe igual. Las semillas de ají dulce han sido un constante regalo de mi familia cuando vienen de visita, pero hasta ahora no había tenido suerte con ellas. En Alicante, que tiene una temperatura más elevada durante todo el año, lo intenté y aunque las semillas germinaron, salí de viaje y al volver, adiós plántulas de ají.

.

.

En próximos temas, si me acuerdo de volver a actualizar, verán cómo han crecido las plántulas, que la mayoría de lo que ha germinado (excepto el ají, que posiblemente lo deje un mes más en el germinador hasta que le salgan más hojitas) está listo para ser trasplantado a una maceta.

4 Comments
taintedsong.com taintedsong.com taintedsong.com

Desvirtualizando Garadianos

A “Minos” ya lo conocía. El año pasado fuimos Oliver, él y yo a ver Pacific Rim y lo pasamos genial. Pero existía la posibilidad de conocer a más gente de El Rincón de Garada, así que me apunté a asistir a una charla/entrevista/presentación de un libro sobre Mazinger Z que no me interesaba mucho, aunque era la excusa para quedar después de la misma por Madrid.

“Souhiro” también se había apuntado, a pesar de vivir ahora en Alicante. Si llegaba alguien con una motosierra, sabríamos que era él. Y en efecto, así ocurrió. Después de la charla, mientras Minos y yo esperábamos para saludar al “Profe Nossori”, autor de la Enciclopedia de Mazinger Z y usuario del foro de Garada, apareció un personaje de largos cabellos y una motosierra que no pasó desapercibida al resto de los asistentes, y que seguramente sale retratada en varias fotos porque pidió que se la firmaran jajajaja.

Y de allí, salimos los 4, incluyendo a Oliver, a buscar donde sentarnos a comer y tomar algo, porque hacía hambre y sed.  Nos quedamos en un asiático que está cerca de la FNAC donde se realizó la charla y ya de allí no salimos hasta pasadas al menos unas 3 horas. la comida, bien… aunque al pobre Minos le tocaron unos gyoza que parecían del día anterior. Las conversaciones, inmejorables. Cada anécdota más loca que la anterior, incluyendo a Souhiro dando voces y medio restaurante quedándose en silencio mientras miraban hacia nuestra mesa. También pusimos a parir a unos cuantos del foro, ay que bien se siente mwhahahha. Y Oliver aprovechó para contarles a Minos y a Sou cómo lo censuro y no lo dejo ir a trollear al foro. Pffff, como si Garada no tuviese ya suficiente fauna troll.

Lo mejor de desvirtualizar gente a la que “conoces” de años en los foros es ponerle rostro, voz y además, reforzar el cariño que ya le tenías aun sin haberle visto jamás. Además de reírte con ellos hasta quedarte ronca.

Ojalá que se repita, con más gente si es posible. Aunque estamos todos tan lejos que está difícil. Siempre nos queda invitar a Minos a comer venezolano, que desde Pacific Rim estamos en eso y no nos poemos serios con un día y una hora >______<

P.D.: este mes cumplo 10 años visitando El Rincón de Garada. Creo que además de Postcrossing, es el único otro foro que visito actualmente de los sopotocientos en los que participé alguna vez.

4 Comments
taintedsong.com taintedsong.com taintedsong.com

El País de la Furia es una isla

El País de la Furia no existía en mi imaginación. Ni Siria, ni Irak, ni Ucrania. Aunque seguramente para sus habitantes esa era la expresión más cercana para definir al terruño. Ahora, se que mi país se acerca cada vez más a esa misma definición, con una capital que hace más de 15 años la banda Desorden Público bautizó como “Valle de Balas”, en su disco “Plomo Revienta”. Y aunque los medios internacionales sólo reseñen lo que pasa en Caracas, la realidad es (como casi siempre) que las protestas no empezaron allí hace 3 días, si no en ciudades del interior del país, donde ya llevan una semana al menos. “Seguid el ejemplo que Caracas dio”, dice una línea del Himno Nacional. A pesar de que el ejemplo lo den otros.

En los últimos meses, leí a varias personas residenciadas en la capital diciendo cosas como: “la gente del interior que arregle sus rollos, siempre esperando que desde Caracas le den la solución”. Eso en referencia a que desde hace un par de años el resto de Venezuela sufre cortes del servicio eléctrico a cualquier hora y padecen la escasez de muchísimos productos alimenticios o de aseo personal, mientras que en Caracas todo parecía estar normal. Claro, cortes aquí y allá, mala distribución de alimentos, para que la capital estuviese abastecida y “contenta”. Cuando hace algunos meses todo cayó de golpe sobre los caraqueños y empezaron las quejas, la gente del interior señalaba que ahora si se iban a enterar de lo que estaba pasando en el resto del país. Por eso, comentarios del tipo que señalé más arriba. Porque la verdad era que la capital permanecía indolente mientras todo un país la estaba pasando peor cada día, todo eso como una movida (creo yo), para evitar que Caracas saliera a dar el ejemplo…

Ese es un pequeña muestra de cómo somos realmente los venezolanos. Y esa coprofagía se exporta. En este éxodo que no tiene tintes bíblicos, la idiosincrasia del venezolano promedio se riega por el mundo. Y por eso hay que leer y/o escuchar comentarios ilógicos, descabellados, insólitos, de personas que se quejan porque hasta el 18 de febrero no habrá una concentración en Madrid en apoyo a lo que está pasando en Venezuela. Que hay que salir a protestar cómo sea y dónde sea. Que esperaban algo más del gobierno de España.

Are you kikiriwiking me?. Vamos a desglosar esto por partes, porque da para mucho jugo:

1.- En cualquier país civilizado, si vas a concentrarte planificadamente con un motivo específico, en un lugar público y sensible de una ciudad, hay que notificarlo al Ayuntamiento con tiempo. De una semana a 10 días, creo, en el caso de España. Si no, tan sencillo como que te vas a comer una multa. Si no te gustan las leyes de un país X, ya sabe usted dónde queda el aeropuerto, se puede ir a otro o regresarse al bochinche cotidiano del cuál escapó en principio. Pero es difícil sacarse el bochinche de la cabeza, ¿verdad?. De convertir lo espontáneo en una razón para sacarse fotos con una camiseta, gorra y bandera, “pa`l Feiiiiiisbuc” (o para Instagram, whatever) y después colgarte estrellitas en Twitter como “yo si salgo a defender a mi país aunque no esté allí”, mientras te tomas una caña en el after-marcha.

2.- Incluso entre los del “mismo bando”, los que nos fuimos somos unos apátridas, vende-patrias, indolentes a los que ya no les importa Venezuela. Entonces, ¿de verdad hay alguien que espere que un grupo de concentraciones organizadas en diferentes países cambie algo en Venezuela?. Como no sea la excusa de salir en la televisión si hacen cobertura de dicha concentración.

3.- Creo yo que es la más importante… en una realidad paralela puede que la OEA hiciera algo sobre el caso venezolano. Puede que a otros países les doliera realmente lo que está pasando allá. En nuestra realidad actual, a la gente parece olvidársele los acuerdos que tienen estos países con Venezuela. ¿Por qué tendría que enrollarse el gobierno español haciendo declaraciones sobre la violencia en mi país, si una de las empresas bandera de España, Repsol, acaba de firmar un acuerdo multimillonario con PDVSA para la explotación de petróleo en Venezuela?. El que tenga 2 deditos de frente, que saque sus propias conclusiones.

En resumen, el problema de Venezuela sólo lo pueden resolver los venezolanos y no es tan sencillo como tumbar al Bigote con Patas, porque detrás de él está una hidra con más cabezas de las que se pueda imaginar Heracles. Porque el problema ya no es solamente político, está arraigado profundamente en la manera de ser del venezolano. Seguir esperando que otros resuelvan, es parte del problema y no la solución del mismo.

El País de la Furia está aislado, aunque bien apegado a la tierra, se ha convertido es una islita guardada por una corte de países-tiburón que se están quedando con lo mejor del ex-paraíso.

2 Comments
taintedsong.com taintedsong.com taintedsong.com

Una mudanza más

Desde que emigramos, creo que directamente nos convertimos en nómadas, destinados a no permanecer “mucho” tiempo en el mismo lugar. Mientras unos echan raíces en el mismo sitio por décadas, nosotros llegamos hace 6 años desde otro país para residenciarnos en Alicante, donde vivimos por 2 años. De allí a San Sebastián de los Reyes, donde hemos estado por casi 4 años. Y ahora, a un nuevo destino.

Cada mudanza me deja cicatrices. Siento que dejo un pedazo de mi entre las paredes ajenas que convertí en propias por tiempo limitado. Porque como sea, a ese lugar terminas llamándolo “hogar”, aunque no sea tuyo.

Esas cicatrices también van acompañas de angustia, de incertidumbres. La mayoría de las mudanzas que he vivido han ido acompañadas de enormes cambios en mi rutina (y como yo soy un animalito de costumbres, me estreso, pueeeees). Las primeras mudanzas no las recuerdo. Primero vivimos con mi abuela materna y después es un apartamento cerca de allí, tengo recuerdos de ambos sitios a pesar de que no pasaba de los 4 años en el último caso. Pero después de 21 años en el mismo apartamento, mi familia se mudó a la ciudad de al lado. Cambiamos de vivir en un piso a una casa preciosa dentro de un conjunto residencial increíble. Apenas unos meses después de ese cambio que me parecía tan grande, encontré empleo en otra ciudad, a 2 horas de mi casa, y tuve que mudarme allí. Ya no era solo enfrentarme a mi primer empleo como ingeniero recién graduado, además era salir de mi casa por primera vez a vivir por mi cuenta. Eso si, regresé a mi casa todos los fines de semana, por casi año y medio. Seguramente esa experiencia me preparó para LA mudanza, que no sólo involucraba el estar recién casada, también incluía un cambio de país.

Hago el pequeño gran resumen de mis mudanzas para dejar constancia de que casi todas ellas van acompañadas de otras situaciones que te sacuden el día a día, al menos hasta que te acostumbras a ello y se convierte en otro día a día. Para no ser menos, esta nueva mudanza, a Colmenar Viejo (aun dentro de la Comunidad de Madrid, a unos 15-20 min. de nuestra ciudad anterior) también llega por razones muy especiales. El piso en el cuál vivíamos antes se nos queda pequeño ahora que la familia crece. Nos hace ilusión preparar un espacio para nuestro bebé y en el piso anterior, de 2 habitaciones, la segunda de ellas pequeñísima, significaba tener un espacio muy limitado y además, quedarnos sin más habitaciones para recibir a la familia o amigos cuando vienen de visita. Así que después de pensarlo, sacar cuentas, volver a pensarlo, ampliar la zona de búsqueda fuera de SanSe/Alcobendas, encontramos algo muy acogedor en Colmenar Viejo y si todo sale bien, a partir de este verano recibiremos aquí a nuestro bebé, en el que será el hogar de sus primeros años.

Apenas han pasado unos días desde la mudanza, todavía se siente el cansancio aunque no fue mucho lo que pude hacer, porque tenía que evitar cargar peso. Aun quedan cosas por sacar de cajas y sobre todo, hay que dejar pasar el tiempo para acostumbrarnos al nuevo lugar. Que además impone mucho, porque es enorme en comparación con el piso en el que vivimos por 4 años. Se siente tan vacío por el momento, pero dentro de unos meses ya tendremos a otra personita ayudándonos a darle calor de hogar.

4 Comments
taintedsong.com taintedsong.com taintedsong.com

Caminando por la Dehesa Boyal

Después de varios meses sin hacer algo de actividad física, este fin de semana decidimos darle uso a la Dehesa Boyal, una antigua área de pastoreo en San Sebastián de los Reyes que además forma parte del Parque de la Cuenta Alta del Manzanares y que básicamente en la actualidad está destinada a actividades deportivas, porque es asiduamente visitada por corredores, ciclistas, gente que va de paseo con la familia, con las mascotas y también suele ser punto de encuentro para los entusiastas del senderismo, porque de allí parten varios senderos interesantes.

Es un poco un crimen que no disfrutáramos antes de la Dehesa, con casi 4 años residenciados en “Sanse”. Pero ni modo, hay fines de semana en los que el sofá te seduce y no te deja salir de casa.

.

.

Para empezar, nos tomamos el tema con calma (aunque yo quería ir a otro ritmo, pero la verdad es que tampoco me puedo poner cómica mientras lleve dentro al huesped VIP) así que el primer día de caminata hicimos un circuito de 4.7 km, en poco más de 1 hora y el segundo día, 5.2 km, aproximadamente en el mismo tiempo. Pero lo mejor de todo fue disfrutar del paisaje, de la compañía, de ver a otras personas entrenándose a su ritmo, alos niños y sus padres en bici, etc.

.

.

Vale mucho la pena ir a disfrutar de un lugar así.

4 Comments
taintedsong.com taintedsong.com taintedsong.com

El mito de la comida rápida en España

Hace tiempo que no ordenamos una pizza de Domino’s. Básicamente desde que empezamos con el asunto de adelgazar y cambiar hábitos alimenticios. La cosa ha funcionado, porque ahora si pedimos una pizza, la mitad del tiempo terminamos con indigestión y/o sobra mucha pizza para el día siguiente. Pero primero hablo de Domino’s porque es el ejemplo más palpable del tema que saco a colación. Cuando llamas por teléfono para ordenar tu pizza, la respuesta a “¿cuánto va a tardar?” siempre es “45 minutos”. O sea, ni sueñes en que te van a dar un vale de descuento por llegar 15 minutos después de los mundialmente conocidos “30 minutos o les devolvemos el dinero”. Directamente te dicen que entregan en 45 minutos, ni más, ni menos.

La pizza llega calientita, pero… ay! del día en que al repartidor le entregan el pedido que no es (que ya nos ha pasado en más de una ocasión). Porque otra vez te toca esperar hasta las veintiunmil y quinientas para que llegue tu pizza. Y el dragón estomacal exigiendo su sacrificio virginal.

Igual puede pasarte en un McDonald’s o Burger King. Te quedas dormido en el mostrador esperando a que te pongan el pedido completo.

Este fin de semana pasado visitamos un KFC, era domingo, veníamos de hacer unas compras y creo que los antojos del huesped VIP que llevo dentro los está sintiendo Oliver y no yo. Como sea, terminamos en la mencionada franquicia con ganas de comer pollo frito. El lugar estaba hasta arriba, pero tu sabes que mientras vas haciendo la cola, pides, pagas y te entregan la orden, algún lugarcito con 2 sillas se estará desocupando. Pues no. El lugar seguía full, aquello estaba lleno de familias completas (papá, mamá, la abuelita, los tíos, los niños, los sobrinos manganzones) que ya habían terminado de comer y que iban a seguir sentados en sus sitios mientras los pequeños saltaban 1 o 2 horas en el parquecito.

¿Eso está mal?. No. Por algo todas las cadenas de comida rápida tienen un parquecito de estos, aunque realmente nunca me lo he explicado. Será para que los chamos se vomiten encima cuando empiecen a saltar y deslizarse por aquí y por allá, a los 5 minutos de haber comido. Pero en fin, es un gancho. Como los juguetes de los menú infantiles.

El rollo es que, si todo el mundo va con el cuento de llevar a los niños al parque y los adultos se quedan apoltronados en sus sitios, en vez de salir a usar las mesitas que están alrededor de los parquecitos del Yomotsu, te encuentras con un lugar a reventar de gente, la mitad de ellos de pie, con la bandeja de la comida en la mano y mirando para todos lados, cual zamuro buscando carne, esperando que alguien se levante. Y entonces pasan cosas como que te acercas a una mesa donde ves que sobran sillas y la gente no las suelta porque tienen encima el abrigo, la cartera, el bolso del bebé, etc.. Y tu sigues de pie, bandeja en mano, mientras tu comida se enfría y además, ganándote miradas de odio cuando preguntas si están por irse para usar esa mesa.

Pero no siempre es así. Por ejemplo, esta aglomeración poco la he visto en las franquicias que están cerca de los sitios turísiticos, como la Puerta del Sol. Entras a un sitio de comid rápida, puede que esté lleno, pero hay un flujo constante de seres vivos entre la entrada y la salida, porque en su mayoría son turistas que quieren comer algo rápido y seguir con lo suyo, que básicamente es el concepto de comida rápida: usted compra, le entregan la comida en pocos minutos, se sienta a comer y lo hace en un breve lapso de tiempo (y ojo, sin atragantarse), le da unos golpecitos a la caja/bolsa de las patatas fritas a ver si no quedó alguna mal parada por allí, sorbe el fondo del vaso de refresco, echa el contenido de la bandeja a la basura y sale del establecimiento a seguir con lo suyo.

Después de casi 6 años viviendo situaciones muy similares a las descritas aquí, mi conclusión es que el concepto de comida rápida en España no se aplica como debe ser por un tema cultural. Es decir, para el español es importante la hora de la comida, se la toman muy en serio, tanto así que bien pueden invertir 1 1/2 a 2 horas completas en ello. Está el entrante, el primer plato, el segundo plato, el postre y el café, y además hay que quedarse haciendo la sobremesa, charlando de lo que sea, así repitas lo que ya comentaste en la hora anterior, después el cigarrito en la puerta del local y ya ahora si, de vuelta al trabajo. Así que poco a poco, esa “importancia de wabinear durante la hora de la comida en el restaurant”  se ha trasladado a las franquicias de comida rápida, donde el comensal español promedio espera poder quedarse echado en su silla 2 horas sin que nadie se le acerque a preguntarle si está por desocupar la mesa. El mejor servicio Tortuga Express para mantenerse en la cumbre.

3 Comments
taintedsong.com taintedsong.com taintedsong.com