La primera despedida de los abuelitos

Mis padres acumulan títulos en la vida: amigos, esposos, padres, hijos, sobrinos, tíos, ingenieros, profesionales. Pero querían uno más. Ese les hacía falta… el de abuelos. Diana Gabriela también llegó a sus vidas para otorgarles ese nuevo título.

.

El primer encuentro. 29-06-2014. Recién bajados del avión.

.

Durante 6 semanas maravillosas, los abuelitos pasaron horas contemplando a su primera nieta. El archivo gráfico de esos días es enorme y hay graciosas imágenes de cómo lograron sacar ciertas fotos. Por mes y medio vieron como Diana iba abriendo los ojitos y haciéndose más consciente de su entorno. Una sonrisa aquí, un balbuceo allá. Hasta peleas entre ellos para determinar a quién le tocaba el próximo biberón o quién la iba a dormir. Ni que decir de los 46 días de ayuda continua para Oliver y para mi, padres primerizos que normalmente no teníamos idea de nada con respecto a la niña.

Y mientras iban transcurriendo los días, era inevitable pensar en la separación. Se que hay que agradecer que al menos lograron estar aquí todo ese tiempo (que pudo ser más extenso de no haber sido por cierta decisión que tomó Delta Airlines y que obligó a mi madre a adelantar su regreso, puesto que originalmente se quedaría hasta la primera semana de septiembre), valorar cada momento que disfrutaron al lado de la niña, pero igual supo a poco todo el tiempo que pasaron con Diana y para mi, tenerlos aquí sin ese océano de distancia que nos separa desde hace 6 años.

.

La despedida de los abuelitos y Diana, mes y medio después.

.

Una semana después de que mis padres regresaran a Venezuela, no me queda más que citar las palabras de mi mamá, al compartir la foto que se sacaron en los últimos minutos que pasaron con la niña:

“La primera despedida entre abuelitos y nieta. Espero hayan muchas más, porque significará que nos reencontraremos muchas veces.”

RSS 2.0 | Trackback | Comment

2 Responses to “La primera despedida de los abuelitos”


  1. Lo más difícil de migrar es eso. La separación de la familia. Se que ha sido duro. Lo importante es que pudieron compartir y disfrutar de la niña desde el día D+1. Y mejor así ya que con el cambio de Delta, si ella hubiese venido en fechas, la habrían disfrutado sólo por un mes

    En todo caso, su ayuda fue invalorable. Su precensia alegrama la casa y la alegría que les daba era indudable. Lo importante es pensar positivamente que seguramente tendrán nuevas oportunidades de venir a pasar temporadas con la niña. Además ellos saben que ella vive en un lugar seguro, tranquilo, agradable, y que ella no sufrirá las carencias por las que tristemente el resto de nuestros paisanos deben sufrir a diario, que se agudizan cuando tienes niños.

  2. Carmen

    Ese mes y medio se fue volando. Y aunque atesoramos muchos momentos hermosos con nuestra nieta (el que mas he disfrutado fue la primera vez que Diana fijó la mirada en mis ojos y parecía oir con atención mis palabras), quisiéramos haber tenido más tiempo con ella: la nueva luz en nuestra vida. Dios los bendiga y los guíe para que tengan la sabiduría, el amor y el sentido común para amar y guiar a Diana y disfrutar con respeto y amor de la maravillosa familia en la cual se han convertido.

Leave a Reply

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>