El gremio de los magos

Vamos a ver que tal sale esta reseña, porque no creo estar en el “mood” adecuado, pero no me gusta reseñar si no tengo el libro a mano para consultar nombres y situaciones específicas. Y se supone que este en particular tendría que haberlo regresado el sábado a la biblioteca. Pero por amor a Cthulhu, ¿a quién se le ocurre poner devoluciones de libros un sábado? ;___;. Lo juro, yo no era así. Esta será la segunda vez que regrese los libros con algo de retraso. De ser posible, esta misma tarde.

Cada año los magos de Imardin se reúnen para vaciar las calles de la ciudad de vagabundos, pícaros y maleantes. Son maestros en las diversas disciplinas de la magia, y saben que nadie puede oponérseles. Pero su escudo protector no es tan impenetrable como creen. Porque Sonea, una joven de la calle, está furiosa tras ver que su familia y sus amigos van a ser expulsados de la ciudad. Toda la rabia acumulada por años de injusticia va concentrada en una piedra que Sonea lanza contra las fuerzas del orden. Para sorpresa de todos, la piedra atraviesa la barrera invisible y derriba a uno de los magos. El peor de los temores del gremio se ha hecho realidad: hay un mago sin educar en las calles. ¡Un mago fuera de la nobleza! Deben encontrar a Sonea cuanto antes, porque se trata de una persona con un poder enorme que, descontrolado, representa una amenaza tanto para quien lo posee como para el resto de la ciudad.

.

.

En la tierra de Kyralia, la magia es cosa una élite, solo se convierten en magos los miembros de la nobleza. Los jóvenes con habilidades para la magia reciben educación desde temprana edad hasta que son admitidos en la Universidad del Gremio de los Magos, en la ciudad de Imardin. Pero en todo este tiempo, el Gremio no se ha interesado en verificar si hay magos sueltos entre los “losde”, los habitantes de las barriadas que rodean el círculo interno de la ciudad y más allá.

Pero un suceso en La Purga de este año hace que la mirada del Gremio se pose en las barriadas. Una piedra lanzada por alguien dentro de una multitud de losde, atravesó la barrera de protección de los magos que participaban en La Purga. La única persona que se fijó en la posible autora del hecho es Lord Rothen. Su compañero en ese momento, Lord Fergun, fue herido por esa piedra. Después de un desafortunado accidente, en el cual los magos matan a una persona de la multitud, el Gremio empieza una búsqueda implacable por toda la ciudad, un mago renegado es más de lo que pueden permitir.

Mientras, entre la multitud que huye de los magos, Sonea se mira las manos sin poder creer que su piedra a logrado atravesar la barrera. De lo único que es consciente es del sentimiento de rabia y odio que la embargaba momentos antes de decidirse a lanzar la piedra. Total, aquello era una tontería. Todas las piedras rebotaban en la barrera… todas, excepto la suya. Y eso solo podía significar una cosa: que ella había logrado hacer magia.

Con la ayuda de dos amigos de las barriadas, Harrin y Cery, Sonea consigue escapar entre la muchedumbre. Pero cuando el cerco del Gremio empieza a estrecharse sobre ellos, Cery decide pedir ayuda a los Ladrones, ya que su padre fue uno de ellos y conoce algunos nombres importantes. Lo único que Sonea puede ofrecerle a los Ladrones es aprender a usar la magia y utilizarla a favor de ellos.

Los Magos siguen buscando a Sonea en las barriadas, pero cuando piensan que están cerca de la chica, el rastro desaparece. Desde el Gremio, el Gran Lord se concentra en sentir las perturbaciones que genera Sonea cuando usa su magia, porque aunque la chica no lo planee, siempre se le escapa algo. Viendo que es difícil encontrarla en la superficie, uno de los Magos, Lord Dannyl, decide contactar a los Ladrones por cuenta propia y proponer un trato: si ellos entregan a Sonea, los Magos seguirán haciendo la vista gorda sobre ciertas actividades de los Ladrones.

La verdad es que llegado ese momento, el Gremio está desesperado. Un mago sin educación, suelto por la ciudad, solo puede causar problemas. Y con los poderes de Sonea fuera de control, cualquier cosa puede pasar.

.

Finalmente, los Magos encuentran a Sonea, pero la chica no está dispuesta a ir con ellos de buenas maneras. Las imágenes del inocente muerto durante la Purga, aun están frescas en su memoria. Pero mientras más se resiste Sonea, más cosas extrañas ocurren a su alrededor. Temblores, paredes que se derrumban, ladrillos que se derriten… el poder de Sonea está a punto de causar daños por toda la ciudad. Uno de los Magos se ofrece a ayudarla. Pero, ¿por qué tendría que confiar ella en el Gremio?. Aun así, viendo todo el desastre que su poder está causando, Sonea accede a colaborar. Si aquel Mago hubiese querido matarla, hace rato lo habría hecho.

Así, Sonea es trasladada al Gremio, no sin antes liberar toda la energía que se había acumulado en su interior, a través de las indicaciones de Lord Rothen. Este Mago se hace cargo de la primera educación de la chica, protegiéndola del resto del Gremio, mientras ella misma decide si quiere convertirse en Aprendiz de Mago o regresar a su vida normal.

Lord Rothen no quiere abrumar a Sonea con miles de detalles, por lo que se ahorra algunas verdades que podría generar que la muchacha no confiase totalmente en él. Como, por ejemplo, que si decide regresar a su vida normal, primero el Gremio tendrá que sellar sus poderes para evitar que vuelvan a salirse de control. Y aunque lo hace de buena fe, es esta omisión de detalles lo que llevará a Sonea a caer en la trama que Lord Fergun ha estado planeando desde la llegada de la chica al Gremio.

El Gremio de los Magos (The Magician’s Guild) es la primera novela de la serie Crónicas del Mago Negro, original de Trudi Canavan. En principio, el libro no me atrapó, pero llegado el punto en el cual Sonea recibe educación dentro del Gremio, cambió bastante el ritmo de la novela. Es decir, para mi (siempre recordemos que es mi opinión) el inicio es muy lento, lo cual es bastante raro en una novela corta. El libro se puede leer de un tirón, cualquier tarde, pero evidentemente si no te atrapa desde el principio, ahí lo dejas y vas leyendo cuando te provoque.

Pero no era eso lo que yo quería contar. Desde que empezó la historia, me compró el argumento de la magia ejercida solo por la élite de este universo en el que transcurre la novela. Porque inmediatamente te lleva al planteamiento de preguntas sobre el origen de Sonea: ¿de dónde viene?, ¿tiene un mago en su familia y ella no lo sabe?. De alguna parte tiene que venir ese poder que Sonea descubre el día de La Purga. O por el contrario, ¿hay más gente como ella y el Gremio no lo sabe?. ¿Por qué precisamente ahora hay gente en las barriadas desarrollando el poder de la magia? Y eso, evidentemente, no te lo cuentan en este libro.

Sobre la estancia de Sonea con los Ladrones, no tengo mucho que mencionar. Tal vez solo que Faren es un buen personaje, de esos muy duros pero con corazón de oro. Pero con la llegada de la chica al Gremio, si que pasan cosas interesantes.

Más que nada ese entrenamiento que recibe de Lord Rothen. Desde la primera vez que tuvo contacto con ella, cuando la ayudo a vaciar todo el poder acumulado en la barrida, me prendé del personaje. A ver, este es el personaje paternal que hacía falta en la vida de Sonea. Y las descripciones gráficas de por qué y cómo se hacen las cosas a través de la magia, son fascinantes. La primera clase de Control de la magia es genial. Primero, Rothen hace que Sonea sea consciente hasta del sonido que hace su estómago, hasta lograr comunicarse con ella proyectando el pensamiento. Y de allí, a “construir” un lugar en tu mente, en el cual guardar todo aquello que no quieres que otro mago vea/lea/perciba cuando mantiene una conversación de este tipo contigo.

Esa tiene que ser una de mis escenas favoritas de la novela. Porque sin muchos aspavientos, con palabras sencillas, crees que es posible hacerlo. Si, si. Pase rato construyendo mi “casita mental”, porque una nunca sabe cuando se va a topar con un Mago en el tren.

Hay algunas cosas que no mencioné en el resumen, porque seguramente da pie al argumento principal de las próximas novelas. Solo diré que el Gran Lord es un personaje que me dejó muy intrigada, sobre todo porque quiero saber si es él quién da nombre a la serie.

En general, una novela recomendable si te gusta el género fantástico con una presencia predominante de la magia, aunque sin dejar de lado algún conflicto político y con una narrativa que, llegado el punto, fluye tan rápido que sientes que te estás comiendo el libro.

P.D.: se me quedó por fuera este comentario y como no se dónde encajarlo, lo dejo a modo de post-data. Me sorprendió mucho leer al inicio del libro, que Trudi Canavan se inspiró en un hecho real para crear La Purga de Imardin. La autora cuenta que vio un programa sobre las Olimpiadas de Barcelona y cómo “limpiaron” la ciudad de mendigos y malvivientes. Y que esa noche, soñó que ella estaba entre los expulsados de la ciudad, a manos de un grupo de magos. Fantástico, ¿no?. Voy a empezar a escribir mis sueños sci-fi, no vaya a ser que de allí salga un argumento para un best-seller.

RSS 2.0 | Trackback | Comment

2 Responses to “El gremio de los magos”


  1. Si si!!! Vamos, escribe tus sueños sci-fi en technicolor que seguro algo genial sale de allí. Que tienes unos sueños que dan envidia de lo buenos que son :)

  2. Marta

    Buenas tardes,

    Me llamo Marta y soy periodista de informativos de televisión. Estoy interesada en hacer un reportaje sobre postcrossing y quería entrevistar a una persona en Madrid. He visto en tu blog que tú participas. ¿Estás en Madrid? ¿Te podría entrevistar? Si no es posible, ¿me podrías poner en contacto con alguien que esté aquí? Te lo agradecería mucho.

    Si otra persona que lea este comentario me puede echar una mano, también le estaría agradecida. Mi email es mnunez@atlas-news.com.

    Muchas gracias,
    Marta.

Leave a Reply

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>