Operación “Cachitos”

Par de semanas atrás, después de una inusual petición de Oliver, hice 2 panes de jamón. Entenderán que hacer pan de jamón en junio no es “lo normal”, que es algo que típicamente se hace en diciembre, aunque en Venezuela las panaderías empiezan a venderlos desde septiembre, más o menos.

Como tuve que darme un paseíto hasta el Carrefour más cercano para comprar el jamón braseado, aproveché de pedir más cantidad de la que realmente necesitaba, porque mi idea era animarme a probar con la receta de cachitos. ¿Qué es un cachito?. Un producto típico de las panaderías venezolanas, que suelen consumirse como desayuno a horas tempranas, tipo 6:30 am, de pie frente a la barra del lugar, acompañado de un buen café con leche. Se hace con masa de pan y lleva una mezcla de jamón como relleno. Incluso existen cachitos “light”, en los que el jamón se ha cambiado por pechuga de pavo. Creo que la cultura por el cachito y pastelitos de panadería, están tan arraigados en el paladar venezolano como una noble arepa rellena de lo que quieras.

.

.

Cuando me animo a hacer algo nuevo en la cocina, soy mi peor crítico (bueno, en realidad con todo lo que hago, si pudiera desdoblarme, mi otra versión estaría dándome de cocotazos todo el rato, mientras me dice: “eso no es así, m’ija, así no se hace”), pero tengo que echarme flores esta vez porque fue sacarlos del horno y exclamar: “ay, pero cosa más boniiiitaaa”. Claro, lo más importante no es que se vean bien, si no que sepan bien y en ese departamento, también me pongo una estrellita dorada (Mi otro yo me da una palmadita en la cabeza).

Para hacer la masa usé la misma receta que sigo para hacer pan de jamón, porque debe quedar semi dulce. Aunque preparé 500 gramos de harina, en realidad no usé toda la masa para los cachitos, reservé casi la mitad para unos panecitos con pasas, y transformé esa porción de masa en 8 cachitos. Con la masa completa, seguramente salgan los 16, y si me apuran, estirando mucho más, hasta 20.

Si algún venezolano en Extrangia se anima a hacer cachitos después de leer esta entrada, un paso a paso en fotos, con detalles sobre el relleno, después del salto.

La mayor satisfacción con esto de perderle el miedo a la cocina en estos últimos años, es que al menos para comerme un cachito no tengo que cruzar todo Madrid hasta llegar a algún sitio en donde los vendan. Que en Madrid hay varios sitios que venden comida venezolana, por ejemplo: la panadería La Aldehuela en Moncloa, Antojitos Araguaney en Las Tablas, Café Olé un poco más arriba de La Gran Vía, pero ya que se que me salen bien, se acabó el bochinche de ir a pagar lo que te quieran pedir por un cachito de estos.

.

.

.

Paso 1: cortar un círculo de masa en cuartos. Al ojo por ciento.
Paso 2: Estirar hacia abajo y a los lados (con las manos) uno de los cuartos y después usar el rodillo hasta dejar la masa delgadita.
Paso 3: rellenar. Para el relleno: 300 gramos de jamón braseado/ahumado + 100 gramos de tocineta/bacon. Aprox. 50 gramos de relleno para cada cachito. (Que solo hice 8, si van a hacer más, necesitan más jamón y tocineta).
Paso 4: doblar los bordes laterales hacia dentro y empezar a enrollar.
Paso 5: seguir enrollando sobre si mismo.
Paso 6: hasta que se termine la pieza de masa.

Después de armados, los cachitos deben dejarse reposar por 1 hora (más o menos, dependiendo de la temperatura, el día que los hice aun teníamos fresco, unos 20 ºC, así que los dejé por 1 ½ horas).

Pasado ese tiempo, se pintan con yema de huevo y al horno, por 15 minutos, a 175 ~ 180 ºC, dependiendo del horno.

Y listo, cachitos en casa. Con café, con Coca-cola, de desayuno, de almuerzo, de cena, cuando te los quieras comer.

RSS 2.0 | Trackback | Comment

7 Responses to “Operación “Cachitos””


  1. Ofu, que pitanza. A ver si enlazas con mi novia, que tambien quiere poner recetas en su blog. De todos modos le voy a poner esta.

    Un saludo diosa.


  2. Más lindo, Excla *____*

    Pues pásale la receta del pan de jamón primero (el enlace está en el tema), que a lo mejor con ese se anima más en principio.


  3. No es principianta en esto. Es una cocinera estupenda. Hace una salsa de cebolla que es para quitarse el alma (el sombrero se queda corto).


  4. Ahhh, entonces olvídalo. No he dicho nada.
    Yo si que soy una cocinera principiante ^__^

  5. glauco

    voy a tratar de convencer a mi señora de que hagas unos cachitos de estos.
    Me dio un hambre…


  6. Glauco, pero un consejo de gemela buena a gemelo malo, con todo el amor del mundo…

    NO le pidas a tu esposa que haga cachitos durante alguna ola de calor en Europa. “Plis”.
    Deja que refresque.

    Que muerta después de hornear en la misma semana 2 panes de jamón, los cachitos y las magdalenas. Y eso que aun no empezaba el calor “de verdad”.


  7. Está muy bueno. Me hizo acordar que hace días tengo ganas de comer sanguchitos de medialunas con jamón y queso. Desde la secundaria que no los pruebo (los compraba de vez en cuando en los recreos).

Leave a Reply

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>