El viaje increíble de una postal

En los casi 2 años que llevo participando en Postcrossing, he ido acumulando experiencias, algunas mejores que otras, pero que en conjunto forman parte de de la “vidilla” del postcrosser. Lo que me ha pasado hoy me parece increíble, aunque ya había escuchado cuentos de otros compañeros de hobby que hablaban de postales que literalmente tardaban años en llegar. Pues hoy recibí una postal con matasellos agosto de 2012.

Actualmente viene una cartero, que me parece que es la misma señora que también traía el correo el año pasado, pero ignoro si van rotando los carteros o a ella siempre le toca en verano. Si es la misma, pues es un amor, una señora muy dicharachera y simpática que una vez me encontró en el portal y me empezó a contar lo bien que se la pasaba ella con mis postales: “mira que bonitas, pero mira que sellos más chulos le han puesto”. Realmente no me importa que lean mis postales, total… no las uso para hablar de secretos de estado. Por eso digo, que de ser la misma señora, se lo habrá pasado fantástico con esta postal en cuestión. A mediodía llamó al telefonillo y me dijo: “es la cartero, tu eres Arianne, ¿cierto?”. Después de esperar a mi respuesta, continuó: “te estoy dejando una postal en el buzón. Viene de Japón. Pero tenía 1 año en otro buzón, en Alcobendas. Es que la dirección está mal escrita. Pero ya la tienes en buzón, ¿vale?.”.

.

Little Twin Stars, de Sanrio. Esto es amor postal.

.

Cataplos con plimplimplim!. ¿Una postal?, ¿de Japón?, ¿de hace un año?. Agarré las llaves y bajé a ver que pequeño tesoro me iba a encontrar en mi buzón, con un millón de preguntas bullendo en mi cabeza, con esa imaginación desbordada que tengo. La postal no estaba solita, iba acompañada de un precioso mapcard de Canadá que gané recientemente en una lotería del foro de Postcrossing y que no viene al caso, así que prosigo. Al leer el reverso de la postal supe quién la enviaba. No es una postal oficial (es decir, de las que se envían desde el website, con un ID específico y de lo que hablé aquí). Es una postal de agradecimiento, por otra que le envié a esta persona el año pasado. Pero déjenme hacer un poco de historia.

El año pasado, sobre estas fechas, Samsung permitía enviar postales gratuitas desde la aplicación Touchnote, vía website o vía Facebook, en honor a los Juegos Olímpicos que se estaban celebrando en Londres. Así que aprovechando que eran postales gratuitas, muy bien impresas, con unas fotos de Londres espectaculares, les envié de estas a muchos de los amiguitos postcrossers cuyas direcciones tengo guardadas porque hacemos intercambios de postales a menudo. Michiko es una de esas personas, una chica de Japón que tuve la oportunidad de conocer a través del foro de Postcrossing y con quién hice algunos intercambios. Y resulta que Michiko decidió enviarme esta postal con la intención de decir “gracias”, aunque lamentablemente escribió mal el número de portal y por lo visto, dicho número no existe en esta ciudad si no en la ciudad de al lado, lo que básicamente significa que le dejaron mi postal a alguien en un edificio que está el frente del mío, porque si cruzo la avenida, paso de SanSe a Alcobendas.

Lo único que se me ocurre es que el buzón en el cual lo dejaron es de algún piso que ha estado vacío por todo este tiempo, ya sea porque no lo han alquilado, porque se usa solo para vacacionar en verano o por cualquier otra razón imprevista. Considerando que de Japón a España el correo tarda entre 7 y 10 días en llegar, la postal debió ser depositada en el buzón a finales de agosto o principio de septiembre, coincidiendo con el fin del verano, y seguramente hasta ahora que volvemos a estar en verano, el piso ha sido ocupado momentáneamente y han devuelto la postal a la oficina de Correos.

.

El matasellos pone 13.VIII.12 (13 de agosto de 2012). Y el sello de HK?. Ternurita.

.

Lo más extraño del caso es que en estos casi 2 años, los carteros que han desfilado por este portal siempre hacen algún comentario sobre la cantidad de correo que recibo en la semana, algunos hasta llegó a decirme así como si yo fuese su panita del alma: “me cago en todo… ¿por qué recibes tanto correo?”. Mi cara era un poema ese día. Pero en fin, creo que mis carteros habituales saben quien soy, reconocen mi nombre, saben que en esta dirección se reciben postales y sobres casi a diario, entonces, ¿qué ocurrió el año pasado cuando llegó esta postal?. Pienso en un par de cosas:

1.- Que el cartero era nuevo y que el nombre y la dirección tan similar no le sonaron de nada.
2.- Que además coincidió con cierta queja que puse con respecto al mal trato recibido a algunos paquetes, que el “Cartero CroMagnon” atapuzaba en mi buzón, resultando dañados lomos de libros y hasta las cajas de videojuegos. Así que el que estaba en ese momento, aprovechó para planear un pequeña venganza, que ya lo hizo después, dejando un montón de correo mío en otro portal y que afortunadamente, una vecina de ese portal vino a casa a devolverme toda esa correspondencia.

¿Les suena muy extremo eso último?. Ya les dije que tengo una imaginación desbocada.

Ahora solo me queda escribir a Michiko y contarle el increíble viaje de su postal, que tardó un año en llegar.

RSS 2.0 | Trackback | Comment

5 Responses to “El viaje increíble de una postal”

  1. Glauco

    Y me acabo de acordar de que tengo unas postales que compre una vez y nunca mande. Lo que pasa es que no se me ocurrio un rompecabezas decente. Y deberia mandarte las postales “custom” que pinto la niòa con un librito que le dieron en Lufthansa. Todavia tiene varias sin colorear.


  2. La postal es demasiado linda *_*

    Lo curioso aquí es que la postal estuvo cerca todo este tiempo jajaja a mi me pasó algo parecido aunque solo fueron como 6 o 7 meses que anduvo de vagabunda. Aunque en mi caso parece que la tardanza se debió a que la postal hizo varias escalas antes de llegar, en Agosto salió de Brasil y por los otros matasellos que tiene sabemos que la mandaron a Venezuela y de ahí a otro país que no alcanzo a leer y en Marzo me llegó a mi

    A mi las que me dan mucha curiosidad son las perdidas, ¿Dónde terminarán?

  3. Au

    Hola Ari,
    Qué curiosa la historia del viaje de esta postal,que por cierto, es preciosa :)

    Algo parecido me pasó hace años. Estuve en Inglaterra con una beca de idiomas por un mes. Escribí varias postales a amigos desde allí. A todos les llegó salvo a uno. Volví a España, con mi vida de siempre, etc.
    Un año y dos meses después, me dijo mi amigo (al que no le había llegado la postal) que la postal había llegado entonces. Y es que el problema fue que me equivoqué de número de portal y quien la recibió de primeras (el portal de al lado) tardó un año y 2 meses en echarla en el buzón correspondiente :D


  4. @Glauco: sabes que tu postales siempre son bien recibidas y si están coloreadas por la sobrinita buena, mejor aun.

    @Niza: Blackthornhiei, la usuario de Postcrossing por la cual conocí la movida de las postales, siempre cuenta que a ella más de una vez le han llegado postales que han viajado por medio mundo antes de caer finalmente por El Salvador, que es donde ella vive. Dice que ahora pone “Centro América” como parte de la dirección, a ver si así no se pierden.

    @Au: que curioso, una historia muy parecida, en ambos casos llegaron a buzones distintos y tardaron lo suyo en devolverlas. A mi lo que me sorprende más es que después de todo este tiempo, finalmente la recibí y en perfectas condiciones.

    Y al igual que Niza, siempre me pregunto a dónde va a parar toda la correspondencia que se pierde en el camino.


  5. […] que hago referencia a la cartero simpática de la que hablé aquí.  Posted in Descarga, Escribe… que algo queda, Postcrossing RSS 2.0 | Trackback | […]

Leave a Reply

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>