Esos pequeños grandes detalles que no se han perdido

La gente dice muchas cosas sobre internet. La mayoría negativas, ya sea por malas experiencias propias o ajenas. Siempre he dicho que todo depende del uso que le das y donde te metes. En la década y pico que llevo como usuario de la red, he encontrado de todo, escribía dos blogs, participaba en innumerables foros de discusión y el denominador común es la gente que te encuentras por allí. Por ejemplo, después de 13 años, aun sigo en contacto con amigos del foro de Robotech.com, que fue el primer foro en el que participé.

.

.

Con el asunto de Postcrossing y el snail mail, he vuelto a toparme con gente maravillosa, amable, dedicada, de esos que te sorprenden el día menos pensado con una postal, una carta, unas pegatinas, cualquier cosa que quepa en un sobre y que les haya hecho pensar en ti. Ayer, por ejemplo, recibí un paquete desde Japón y es lo que me ha llevado a escribir este tema. Fue un paquete inesperado y por las razones más dulces. Una de las chicas del sub-foro de Anime&Manga de Postcrossing, decidió enviarme un… el sobre estaba lleno con pequeños grandes detalles: postales de anime, washi-tape, dulces, afiches y hasta figuras (un gashapon de Misato, de la tercera película de Evangelion, y un strap de Gran Mazinger).

.

.

Pero sin dudas, lo más dulce del regalo es que esta persona también le envió un detallazo a Diana, una personita a la que no conoce de nada, pero que le inspiró la ternura y cariño necesarios para irse por allí a comprarle algo y además, escribirle un mensaje adorable y encantador.

Diana tiene ahora un jinbei, un pijama tradicional japonés, de tela muy fresquita y mangas anchas, que casi lo hacen parecer un mini-kimono. Y además, es una cuchitura que podrá ponerse cuando esté más grandecita (posiblemente para el próximo verano) y se le vea más gracioso puesto.

.

.

Así que, aunque normalmente decimos que la amabilidad y los detalles bonitos se han perdido, he aquí un ejemplo de que si existen, que los gestos desinteresados, incluso los que vienen de cuasi extraños al otro lado del mundo, están allí y cuando eres el destinatario de uno de esos gestos, el mundo se ve más colorido y regresa tu confianza (al menos momentáneamente) en el ser humano.

 

RSS 2.0 | Trackback | Comment

2 Responses to “Esos pequeños grandes detalles que no se han perdido”


  1. Al menos esto prueba que no todo en japón está perdido… la pijama es una monada… Diana crece!!! póntela ya!


  2. El jinbei es talla 100 (cm), o sea, que va a tardar un par de veranos más en ponérselo ):

Leave a Reply

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>